Archivo del sitio

¡Ay, la timidez!

Dejo por aquí este post que acabo de publicar en el blog de Viventi Comunica

Dove es una de esas marcas campeonas en hacer anuncios. Éste es de esos que va directamente al corazón, a lo emocional y le ha servido para ganar el León de Oro en Cannes. Si no lo habéis visto, os cuento que es de esos anuncias que, al acabar de verlo, te arrancan una sonrisa tierna y te dejan con la sensación de “he comprendido”.

Es un anuncio que va sobre la timidez en las mujeres. La cámara capta a varias mujeres, de diferentes razas y culturas, que tienen como denominador común su vergüenza a la hora de mostrarse ante la cámara. Por muy diferentes que sean, a todas les produce rubor que las graben en vídeo.

De repente hay un corte, aparece un letrero en el que pregunta al espectador: “¿Cuándo dejaste de pensar que eras bella?” y toman la pantalla planos de niñas que se comen la cámara: sonríen, juegan, bromean, son felices de ser observadas.

A mí este anuncio me ha hecho reflexionar sobre la timidez y sobre la vergüenza que puede generar el mostrarnos ante los demás, el exponernos ante los otros y el miedo a ser juzgados. ¿Y qué situación hay que pueda provocar más timidez que el tener que hablar ante un auditorio? En los niños aún no existen esos miedos, de ahí que sí sean espontáneos, auténticos… En una palabra, que sean ellos. Ahora bien, una vez creciditos, ¿cómo recuperar esa espontaneidad, ése no importar qué digan los demás sobre mí?

Desde mi punto de vista y desde mi experiencia -confieso que tengo bastante sentido del rídiculo y que para mí implica un gran trabajo ponerme delante de un grupo de personas- hay varios puntos que te pueden ayudar a superar ese pánico escénico:

1. Creer en ti mismo y conocerte: Cuanta más confianza tengas en ti mismo, más sencillo es plantarte ante los demás. Y ahora, la pregunta del millón, ¿cómo conseguir esa confianza? El autoconocimiento puede ayudar mucho. El conocerse a uno mismo, saber cómo eres, cuáles son tus miedos, tus bloqueos, tus puntos ciegos o tus puntos fuertes es vital a la hora de plantarte delante de los otros a defender tu postura.

2. Echarle teatro a la vida: Interpretar otros papeles y saber que puedes jugar con la imagen que muestras ante los demás es un gran aprendizaje y a eso te puede ayudar el teatro o cualquier otra actividad que implique mostrarte ante los demás y relacionarte con ellos en un ámbito seguro como la biodanza. Ayuda a relativizarte y a saber que puedes mostrarte, por ejemplo, fuerte y decidido aunque seas dubitativo. Te ayuda a comprender que tenemos una gama de personajes que mostramos en determinadas situaciones y que, depende de en qué momento estemos, podemos echar mano de un personaje u otro.

3. Mantener la templanza: ¡Ay, los nervios! ¿Qué hacer para desbancarlas cuándo tenemos que ponernos delante de los demás? Yo lo tengo claro: meditar un poquito. Basta con centrarse en la respiración, sobre todo en la abdominal, y esos miedos desaparecen por arte de magia.

4. Tener claro qué decir: Aunque parezca de perogrullo, no lo es. Hay gente que se coloca ante un auditorio para hablar sin tener claro que va a contar y ahí, claro está, es normal que los nervios aparezcan. ¿Tanto cuesta hacer un esquema con lo que se quiere contar? Así, además de no perderte y tener claro lo que dirás, no se te quedará nada en el tintero.

Ya sé que una lista de blog con sólo cuatro puntos es rara: normalmente tienen cinco o diez, supongo que por hacerlos redondo. Yo, en este post, me paro en cuatro.

Pregunta poderosa

¿Qué provoca mi vergüenza?”

Anuncios

Coaching y meditación juntos para conocerte mejor

bonsai

Dos de las herramientas más potentes que conozco para el autoconocimiento son la meditación y el coaching. La meditación te permite estar en el presente y ser más consciente de quién eres, y el coaching te da el empuje necesario para ir hacia aquello que deseas o para afrontar ese cambio que anhelas en tu vida.

Lee el resto de esta entrada

Sí, lo confieso, soy una friki del eneagrama, ese sistema de identificación de tipos de personalidad que nos encasilla a todos en un numerito que va del uno al nuevo dependiendo de cuál es la pasión dominante en nuestra vida. Aprovechando las posibilidades que da Pinterest he creado un tablero explicando cómo es cada eneatipo y con una canción ilustrativa del mismo. También explico algún subtipo (cada número tiene tres subtipos: uno volcado hacia lo social, otro hacia lo sexual y otro hacia el instinto de conservación) lo que hace que pueda haber mucha diferencia entre un 4 sexual y uno social, por ejemplo. Y muchas gracias a los colegas que me han ayudado mostrándome canciones acertadas y certeras para cada eneatipo.

Para saber más de eneagrama
¿Y tú qué número eres?
Números para educar el corazón

A %d blogueros les gusta esto: