Simplemente ser

leon

Twitter puede suscitar  reflexiones profundas. Los 140 caracteres dejan de ser en ese momento un vehículo para la anécdota. Eso ha sucedido hace un rato, cuando @isalocutriz ha publicado esta frase de Caitlin Moran: “las mujeres siguen sin contarse muchas veces la verdad, excepto cuando están muy, muy borrachas”. Yo, un poco escéptica, le he respondido que, cuestiones de género aparte, igual es que la verdad no es la que nos creemos que es. Ella me ha argumentado que de lo que habla Caitlin Moran es del hecho de ser/convertirse en mujer. Y yo, de nuevo escéptica, le he respondido que lo difícil es ser a secas, sin adornos.

Es en ese momento cuando @isalocutriz me ha regalado una frase de Jorge Guillén (“Ser, nada más”) que  me ha traído a la memoria otra escuchada a Sogyal Rinpoché, un lama budista autor de ‘El libro tibetano de la vida y la muerte’, y que para mí de tan sencilla es verdad pura: “Simplemente ser”. ¿Qué es simplemente ser? Así dicha puede no significar mucho pero escuchada a él adquiere otra dimensión.

Rinpoché, un lama bajito, regordete, con pinta de simpático y que (creo) se tiñe el pelo -lo digo porque es algo que me llama la atención-, es uno de los representantes de la tradición Dzogchen cuyos maestros transmiten enseñanzas a través de su presencia. Yo, otra vez escéptica, no creía en nada de esto, pero cuando ves a Rinpoché simplemente siendo, de repente, comprendes lo que es, de aquello que está hablando y comprendes que para ser no hay que hacer nada, sólo es necesario ser, conectar con tu esencia, con tu presencia, con esa llama que late en tu interior, que está ahí y que es lo que hace de ti alguien irrepetible, único y grande. Ver así a Sogyal Rinpoché es algo así como ver a un león en medio de un páramo, como en la fotografía que ilustra el post, calmado, tranquilo, simplemente siendo lo que es, actuando en función de su naturaleza y sin cuestionarse nada más.

Un ejercicio que he hecho varias veces en talleres de crecimiento personal es, por parejas, preguntar a la persona tienes enfrente durante un buen rato: ¿Y tú quién eres? Tu compañero te contesta lo primero que le viene a la cabeza y, si se queda callado, le vuelves a hacer la pregunta de forma machacona e insistente hasta que vuelve a arrancar con respuestas que pueden repetirse o no. Lo importante es no darle respiro, acorralarlo hasta que arranca a hablar sin meter la cabeza. Luego te toca a ti responder, pasar por esa pequeña tortura. Y ahí es cuando te das cuenta de cómo tienes una idea formada de quién eres, de cómo eres y de cuál es tu carácter.Es muy habitual que nos identifiquemos con lo que hacemos, con nuestra profesión, con el nombre que nos han puesto, con nuestro carácter, pero ¿en realidad somos eso?

A medida que vas profundizando en lo que podemos llamar el viaje interior y repites ese ejercicio te das cuenta de que eres lo que habías creído que eras pero también eres más. Yo, por ejemplo, me he considerado siempre una persona fuerte y no he querido ver que también soy vulnerable, aunque por fortuna lo soy. Soy una cosa y otra. En definitiva, lo somos todo. Todo el universo cabe en nosotros y, para mí, el ser está relacionado con eso, con darnos cuenta de que todas las posibilidades caben en nosotros aunque a la vez hay en cada uno de nosotros algo irrepetible y que nos hace único, esa llama de la que hablaba antes y que es tan necesario mantener encendida a toda costa. La única manera de mantenerla encendida es mirar de cara esa verdad y preguntarnos con honestidad “¿quién soy yo?”. Está claro que la respuesta puede sorprender. Va a resultar que sí, hablar sobre estos temas es complicado en sólo 140 caracteres.

Pregunta poderosa

“¿Quién soy yo?”

Suscripción blog abajo copy

Anuncios

Acerca de Leonor Cabrera

Escribo sobre comunicación, sobre el modo que tenemos de comunicarnos con nosotros mismos y con el mundo y lo hago desde la perspectiva del coaching, la PNL, la meditación, la terapia integrativa y humanista. Periodista, he escrito para elmundo.es sobre desarrollo personal. Dirijo Viventi Desarrollo Personal y Viventi Comunica.

Publicado el 10/01/2014 en Mis posts y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Leonor, excelente ejercicio para compartir… ¡muchas gracias y feliz año!

    Me gusta

  2. Muchas gracias a ti. Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: